Entradas

La voluptuosidad

En algún lugar de Francia se ha organizado una batida excepcional con ayuda de los cazadores de la región, a fin de localizar y prender a un evadido extremadamente peligroso. Hay que señalar que el individuo es particularmente feroz. Un auténtico animal salvaje, según el capitán Schumacher, el jefe de policía que dirige las operaciones. Por desgracia, en una carretera desierta de esta región poco hospitalaria de por sí, se encuentra Yvon. Yvon no es un hombre cualquiera. Yvon trabaja para el Presidente. De momento tiene problemas. Por supuesto, le queda su móvil, pero no capta nada. Yvon está muy molesto. No lejos de allí, en el dormitorio de una casa, un mono con el culo rojo mira cómo duerme una mujer joven. Su oscura mirada permanece clavada sobre la bella durmiente…

En La voluptuosidad nos encontramos con un autor que se sirve del surrealismo para indagar en el subconsciente humano. La voluptuosidad es una obra tremendamente profunda, donde lo irreal y lo onírico se entremezclan conformando varias historias que muestran los instintos más primarios del ser humano. Sólo con lápices rojo y negro, los dibujos de Blutch, abocetados, intencionalmente descuidados, relatan de manera perfecta el clima buscado. La Voluptuosidad es una obra muy diferente a lo habitual, tanto en lo argumental como en lo narrativo. Un placer, el de descubrir un autor que va por libre, lejos de los clichés comerciales: “Dibujar es para mí un reflejo mental. Me encantan las cosas borrosas, con los contornos mal definidos”

Christian Hincker (Francia 1967), que utiliza el seudónimo de Blutch, estudió arte en Estrasburgo, donde había nacido. Christian Hincker hizo su debut en el cómic en 1988 con ‘Pecos Jim’ en la revista Fluide Glacial. Más tarde colaboró con la revista Lapin y en 1996 se unió a la revista A Suivre, donde comenzó su famosa serie ‘Peplum’. También trabaja como ilustrador para el diario Libération y The New Yorker. En 1998 publicó ‘Le Petit Christian’. Alrededor de 2005 da un cambio redical a su estilo gráfico y comienza a firmar como Blutch. Su constante exploración de nuevas posibilidades para el cómic quedará patente con ‘La voluptuosidad’, publicado en 2007, donde usa sólo un lápiz de carboncillo para esbozar sus personajes.

 

La voluptuosidad
Dibujo y guión: Blutch
108 páginas color