Entradas

La última partida

Tras un prolongado silencio, Didier Comès vuelve con una obra en la que confluyen las dos características más notables de su estilo: la narración de historias entroncadas con el realismo mágico, y el magistral uso de los negros para retratarla.

Está a punto de jugarse una partida que resolverá el conflicto bélico más importante del siglo XX. Un soldado novato, una calavera tuerta fantasma de sí misma, un soldado prusiano, y un maestro de escuela que se cree Jesucristo. El premio: la libertad de una nación o vivir por toda la eternidad.

 

La última partida
Dibujo y guión: Comès
56 páginas B/N

Las lágrimas del tigre

Cómic clásico en blanco y negro donde se narra la odisea de una pequeña india que atraviesa las tierras del futuro Ganadá en busca de su sombra perdida. Esta búsqueda la llevará a alcanzar su destino, un destino misteriosamente vinculado al del legendario Pueblo Tigre.

Todo un viaje iniciático para pequeños y mayores porque las claves esotéricas están absolutamente documentadas según la experiencia espiritual del autor, del que se adjunta biografía. La imagen de contraportada expresa la iniciación chamánica.

 

Las lágrimas del tigre
Dibujo y guión: Comès
64 páginas B/N

El Dios Viviente

Como anuncia Moncho Cordero en el prólogo de esta edición española “las obras de Comès están todas ellas impregnadas de misterio, de magia, de sucesos paralelos, de todo un mosaico de sorpresas escalofriantes, de sueños, y de una candorosa ingenuidad”. El autor belga, ciertamente, se circunscribe a una concepción clásica de la aventura, en la que el único fin es el entretenimiento del lector, el enorme encanto de este cómic.

Indudablemente, uno de los mejores autores belgas es Didier Comès, heredero de la “ligne claire” de Hergé, pero también cultivador de un realismo que nos recuerda a Hugo Pratt y de una expresividad que nos remite a Jacques Tardi. En 1980, la editorial belga Casterman publicó “Ergün el errante: El dios viviente” en formato álbum, y tuvo un éxito inmediato; ya en Italia había recibido el prestigioso Premio Yellow Kid en el festival del cómic Lucca 14, lo que le supuso el reconocimiento internacional y el lanzamiento mundial de las aventuras de Ergun el Errante, que ya había dibujado entre 1970 y 71.

 

El Dios Viviente
Dibujo y guión: Comès
48 páginas color

Eva

Yves y Eva, hermanos gemelos, dan la bienvenida a Nieves, la chica en apuros, cada cual a su manera. Durante su estancia, Nieves descubrirá la afición de Yves por los autómatas y su sumisión por su hermana Eva, desequilibrada mental y postrada en una silla de ruedas pero sobre todo la pasión que ambos sienten por ella, todo ello en forma de thriller psicológico y salpicado de delirios sexuales como el incesto, el voyeurismo, el travestismo y el hermafroditismo.

 

Eva
Dibujo y guión: Comès
84 páginas b/n

La Belette

La Belette. Un productor de televisión, su esposa y su hijo autista se afincan en un pequeño pueblo de las Ardenas. Pero la tranquilidad que buscaban lejos del bullicio de las grandes ciudades no es tal, a las tensiones que vive la pareja se suman algunos hechos inexplicables que se suceden en la pequeña comunidad rural de Amercoeur.

Este álbum es uno de los más representativos del estilo del belga Comès. La obra que consolidó a Comès en el panorama internacional. En España se publicó por entregas en la revista Cimoc.

 

La Belette
Dibujo y guión: Comès
134 páginas b/n

Silencio

Silencio es el bobo del pueblo, quién sin saberlo, guarda un muy oscuro pasado. Blanco de burlas y abusos, nadie se compadece del pobre mudo, y solo dos personas saben que aún antes de nacer su destino estaba marcado por la marginación y el rechazo. Pero todo tiene un límite, hasta la paciencia de los más buenos.

Relato escabroso contado en tono poético, donde se juntan la ternura y la crueldad. Didier Comès se expone a sí mismo como una suerte de primo lejano de Hugo Pratt, menos aventurero pero acaso también más profundo.

Didier Comès debuta en la revista Le Soir con la tira cómica ‘Hermann’ en 1969. Cuatro años más tarde realiza su primera historieta larga –Le Dieu vivant­– que será la primera parte de la serie ‘Ergun el errante’, para el magazine francés Pilote. Entre 1976 y 1977, Comès crea la historia ‘La sombra del cuervo’ y en los ochenta se convierte en un maestro de la narrativa gráfica con ‘Silencio’, ‘La Belette’ e ‘Iris’. Continuó su colaboración con À Suivre con ‘Eva’, ‘El árbol corazón’ y ‘La casa donde sueñan los árboles’. En el 2000, publica su album ‘Las lágrimas del tigre’.

 

Silencio
Dibujo y guión: Comès
136 páginas b/n