Entradas

Crónicas Birmanas

Guy Delisle cuenta en Crónicas Birmanas su vida cotidiana en Rangún. Acompañando a su pareja, miembro de Médicos sin fronteras, durante un año en Birmania, Guy Delisle regresa con un documental gráfico apasionante. Testigo curioso y de mirada aguzada, el autor mezcla su propia historia con la del país. Con una buena dosis de ironía confronta sus insignificantes preocupaciones de occidental con las dificultades que atraviesan los habitantes de un país pobre bajo el yugo de una dictadura militar. Tras la aparente tranquilidad de las calles de Rangún despuntan las injusticias y carencias impuestas por la junta militar, los efectos de la censura, las zonas prohibidas, los rumores, la desinformación y el miedo permanente. A través del relato de Delisle se puede apreciar mejor la realidad de la pequeña comunidad internacional que trabaja para las ONG y las tremendas dificultades que encuentra para llevar a cabo su misión. Un retrato emotivo y comprometido de Birmania.

 

Crónicas Birmanas
Dibujo y guión: Guy Delisle
266 páginas b/n

Cómo no hacer nada

Cómo no hacer nada recopila las historias cortas del autor quebequés aparecidas en revistas como Lapin y Spoutnik, entre 1995 y 2002, cada una con un estilo y una técnica gráfica diferentes, y una mirada increíblemente lúcida sobre sus contemporáneos y sus defectos. Experimentales o intimistas, las historias de Guy Delisle, con salidas a veces desconcertantes, recuerdan el gozo de las ensoñaciones solitarias cuando se deambula al azar de los caminos sin ningún fin preciso.

El repertorio incluye una primera historieta La Primera Viñeta a modo de prólogo en la que Delisle ilustra las vicisitudes reales de su cambio profesional: el paso que le llevó a dejar de ser un empleado de una empresa de videojuegos para ser el autor de cómics que hoy conocemos y el angustiante relato de su primera experiencia con el folio en blanco.

 

Cómo no hacer nada
Dibujo y guión: Guy Delisle
144 páginas b/n

Crónicas de Jerusalén

Tras un año en Jerusalén acompañando a su pareja, miembro de Médicos Sin Fronteras, Guy Delisle nos ofrece en Crónicas de Jerusalén, una de las novelas gráficas más esperadas, su personal visión de uno de los conflictos más enquistados de la actualidad.

Delisle nos muestra su lado hogareño, al tener que hacerse cargo del cuidado de sus hijos mientras su mujer está fuera, pero también, sobre todo, las numerosas peculiaridades, extravagancias y absurdos propios de Jerusalén que el autor va descubriendo en sus vagabundeos: las restricciones a la libertad de desplazamiento, los cacheos e interrogatorios sistemáticos, los enfrentamientos entre las diversas comunidades cristianas que gestionan el Santo Sepulcro… Todo ello aderezado con un estilo sobrio y un agudo sentido del humor.

El autor explica: “Hay cosas que sólo he entendido al estar en Jerusalén. Y cuando descubro algo nuevo tengo la debilidad de creer que es interesante compartirlo. Por ejemplo, me parecía pertinente explicar cómo funcionan las colonias, de qué forma está dividida en dos la ciudad, este tipo de cosas…”.

Guy Delisle (Quebec 1966) es un dibujante canadiense. Una vez culminados sus estudios de artes plásticas comienza a trabajar, en 1986, en el estudio CinéGroup en Montreal. Tras cerrarse el estudio un año después, Delisle emprende un largo periplo por Europa. Trabaja en Munich, Berlín, Valence y, finalmente, en Montpellier, localidad en la que reside desde 1991. Sus trabajos más famosos son Shenzhen (2000) y Pyongyang (2003) que relatan sus experiencias en sendas ciudades asiáticas. Crónicas de Jerusalén (2011) ha obtenido el Premio al Mejor álbum en el Salón Internacional del Cómic de Angoulême 2012.

 

Crónicas de Jerusalén
Dibujo y guión: Guy Delisle
336 páginas color