Entradas

Las guerras silenciosas

Las guerras silenciosas. Entre el relato histórico, la crónica familiar y el escurridizo género de la autoficción, Jaime Martín (Todo el polvo del camino, Sangre de barrio) rinde cuentas con el pasado de toda una generación de españoles que tuvieron que acudir al Servicio Militar Obligatorio. A través del relato de las peripecias de su propio padre, descubrimos las desventuras de los soldados españoles destinados a la región de Sidi-Ifni, Marruecos; un lugar miserable castigado por una guerra que había empezado en 1957 contra el Ejército de Liberación Marroquí, pero que fue escondida a toda costa por el régimen franquista.

 

Las guerras silenciosas
Dibujo y guión: Jaime Martín
160 páginas color

Todo el polvo del camino

Todo el polvo del camino, de Jaime Martín y Wander Antunes retrata de forma cruda y contundente una de las épocas más duras de la historia de América. Es el año 1929 y Estados Unidos entra en la Gran Depresión. Millones de hombres, mujeres y niños están sin casa, sin trabajo y sin futuro, perdidos en la inmensidad del territorio americano, sin un lugar donde vivir, ni morir dignamente. Tom es un lobo solitario que lo ha perdido todo, la mujer a la que quería, la casa donde vivía y la poca esperanza que le quedaba. Pero Yom aún conserva su humanidad, que le empuja asumir el compromiso de encontrar a Buck, un chico lector de Jack London con el que se habia cruzado por casualidad, por complacer a su padre antes de morir postrado en la cama de un hospital. El deambular del protagonista nos va mostrando el racismo, la crueldad policial y, en definitiva, la desesperanza.

Esta obra se publicó en el año 2010. Al final del cómic se incluye un interesante material adicional, documentación gráfica, bocetos, storyboards, etc…

 

Todo el polvo del camino
Dibujo: Jaime Martín
Guión: Wander Antunes
96 páginas color

Lo que el viento trae

Jaime Martín nos presenta Lo que el viento trae, una historia ambientada en una aldea en lo más profundo de la Rusia prerrevolucionaria. Año 1916, Rusia es una olla a presión a punto de explotar. Tras el fracaso de la Revolución de 1905, los bolcheviques y demás revolucionarios están cada vez más activos, y el Zar y el ejército cada vez más debilitados.
En medio de todo este panorama, un estudiante de cirugía es enviado a la fría estepa más allá de los Urales, a dirigir un Hospital comarcal. Allí el tierno y refinado estudiante se encuentra con que en esas lejanas regiones no sólo hay lugareños recelosos de lo nuevo, sino una mitología propia que inunda los bosques helados. Unos atroces asesinatos los días de frío viento tienen a la población atemorizada y las historias y leyendas se suceden.
Esta edición, publicada en 2008, cuenta con un contenido extra en el que podréis ver el proceso de trabajo: el cuaderno de notas, el guión técnico, fotos y pinturas usadas para la documentación, storyboards, páginas a lápiz y proceso de color digital y viñetas descartadas.

 

Lo que el viento trae
Dibujo y guión: Jaime Martín
80 páginas color

La Memoria Oscura

La Memoria Oscura narra la historia de Abel, un chaval pre-adolescente que no se entera de nada y que va a un colegio del Opus. Para él, la clase de religión es un galimatías sin sentido, la clase de mates una tortura, de la de gimnasia mejor no hablemos, y las chicas, esos seres extraños… le aterrorizan. Y fuera del colegio las cosas son aún más raras, sobre todo en el pueblo al que va de vacaciones con su familia en verano, con esos dos chavales que fuman y beben (pecado), que le enseñan sus primeras revistas guarras (¡pecado!) y le llevan a ver señoras que le hacen desnudarse y jugar con las verduras (¡pecado mortal!).
Jaime Martín retrata perfectamente esa época de desconcierto y a la vez mágica que es el despertar de la vida de un joven. Una época que todos conservamos en nuestra memoria, seguramente en nuestra parte más oscura. Un cómic para adultos en el que destaca tanto la trama como el dibujo y que fue serializado en la revista El Víbora en seis número en los años 1994 y 1995 y cuya calidad la hizo acreedora en 1995 del Premio Historieta Diario de Avisos de Tenerife, al guión de historieta realista.

 

La Memoria Oscura
Dibujo y guión: Jaime Martín
48 páginas color

Los primos del parque

Los protagonistas de Los primos del parque son cinco chavales de barrio: el Bodi, el Suru, David, Jordi y Mario, que sólo piensan en pasárselo bien y ligar. Las aventuras están llevadas al límite con alto grado de hilaridad. Historias sobre urbanitas metiéndose en líos, con unos diálogos ingeniosos, ocurrentes y divertidos, se puede observar cierta crónica social sobre los barrios de gran ciudad, donde los personajes, ante la falta de otras perspectivas, van dando la nota en busca de diversión, drogas, rock & roll y sobre todo sexo. Estas historias aparecieron serializadas en la revista El Víbora a partir de 1990.

En Los cuentos de los primos del parque nuestros amigos se reúnen para cuidar del sobrino del Jordi. Un poco pasados de rosca, cada uno se dedica a contarle un cuento. A su manera, claro. Y así, lo que no pretendía ser más que un método rápido de hacer dormir al mocoso acaba convirtiéndose en la versión más cachonda y desmadrada de los clásicos de la literatura popular. Los tres cerditos, Caperucita, Hansel y Gretel… ninguno se salva de la mala leche de sus autores, Jaime Martín y Jordy como guionista, esto fue en 1991, naturalmente en El Víbora.

Y por último, años después de su creación como personajes, los primos del parque, tras haber pasado por todo tipo de peripecias y heber protagonizado mil y una gamberradas, finalmente, ven cumplido sus sueños: Los primos mojan, en 1997, cuando El Víbora iba ya por su número 211.

 

Los primos del parque
Dibujo y guión: Jaime Martín
56 páginas b/n

 

 

 

 

 

 

Los cuentos de los primos del parque
Dibujo: Jaime Martín
Guión: Jordy
56 páginas b/n

 

 

 

 

 

Los primos mojan
Dibujo y guión: Jaime Martín
52 páginas color

La basca que más casca

La basca se reúne en la plaza, ¿qué estará tramando?…. La Jet-set del barrio se exprimen el cerebro planeando como pillar algo para colocarse o como buitrear algo de pasta o con quien echarse un polvete. En cuanto tienen alguna idea luminosa se ponen en marcha y la peña empieza a alucinar. Porque pueden dedicarse al deporte olímpico del “salto de vallas” en el metro o el Soru, convertido en surtidor, puede regar a cualquiera con sus abundantes papas…
Y si es sábado sabadete, atención, porque la cruel alianza de birras, coscorrones, doble punto y bichos, hace de las suyas. Con los sentidos transtornados, no se para la marcha hasta que suena el ¡quieto parao! de algún uniformado. Y aún así contimúa, como puede verse…

La basca que más casca fue escrita y dibujada por Jaime Martín en el período de 1986 a 1989, y apareció recopilada en la colección Historias Completas de El Víbora. Son las primeras aventuras de el Bodi, el Suru, el Jordi y compañía; o sea, los Primos del Parque.

 

La basca que más casca
Dibujo y guión: Jaime Martín
48 páginas b/n

Sangre de Barrio

En Sangre de Barrio, Vicen es un muchacho que va a tener que aprender las leyes de la calle, soportar las novatadas del instituto, inciarse en el sexo para poder entrar en la peña del “el Cepa”, “el Chichi” y “el Padrino”. Y va a ir de cabreo en cabreo, con los pijos que tienen de todo, con el portero de la disco que no les deja pasar impidiéndoles ligarse a unas pavas, con los tios de los bares que quieren cobrar un pastón por unas birras…

Llegó al barrio hace poco, con su hermana y su madre, hartos de las broncas y palizas del viejo. “¿Aquí es donde vamos a vivir? Nos vamos a pudrir aquí dentro”, se dijo entonces. Ahora, solo en su queo, sabe que hay muchos otros como él. Burning, Barricada y Ramoncín de lo recuerdan.

Rápidamente su sangre se irá impregnando de la sangre de barrio, sangre rabiosa, sangre rebelde, sangre marginal. Pero a veces el barrio se siente como un callejón sin salida. Cuando despunta el sol de primavera, un latido lúdico les pide salir unos dias, pasar de todo e irse a la playa, a la montaña, al horizonte abierto. La única dificultas es que hay que conseguir pasta. Eso no es problema, el Cepa tiene una idea, se trama el plan, todo está a punto. Porque cuando la gente de barrio se pone en movimiento es irrefrenable. ¿O no?

La primera parte de la serie Sangre de Barrio, realizada en 1989, apareció en el número 23 de la colección Historias Completas de El Víbora, y la segunda parte fue publicada en 1993, de forma serializada, entre los números 156 a 163 de la propia revista.

Jaime Martín (Barcelona 1966) es un historietista español. En 1987 comienza a colaborar regularmente con la revista El Víbora, realizando historias más personales, con cierto contenido de crítica social, como ‘Sangre de Barrio’ y recibiendo premios como autor revelación. Después vendrían ‘Los primos del parque’, ‘La memoria oscura’, ‘Sex Games’ e ‘Infierno’.

 

Sangre de Barrio
Dibujo y guión: Jaime Martín
184 páginas b/n