Entradas

El azote de Dios

En El azote de Dios. Una aventura rocambolesca de Atila el Huno (2006), Manu Larcenet delega esta vez el dibujo a Daniel Casanave y nos ofrece otra de sus particulares versiones de personajes históricos. Tras las aventuras rocambolescas de Van Gogh y Freud, esta vez le toca a Atila el Huno y su desazón ante la vida.

 

El azote de Dios
Dibujo: Manu Larcenet
Guión: Daniel Casanave
52 páginas color

La leyenda de Robin de los Bosques

Manu Larcenet nos presenta aquí su particular versión de La leyenda de Robin de los Bosques, envejeciéndolo unos cuantos años y acercándolo a un entorno más actual. Robin de los Bosques es el ladrón que roba a los ricos para dárselo a los pobres. Qué gran héroe, qué tipo más generoso, qué fuerte y valiente… ¡Y qué viejo está! Los años no han pasado en balde para Robin de Loxley, el Pequeño Juan, el sheriff de Nottingham y los demás personajes de los bosques de Sherwood. ¿Cómo ser el mejor arquero de Inglaterra cuando se tienen cataratas?¿Y trepas por los árboles con sus compañeros con artritis?

 

La leyenda de Robin de los Bosques
Dibujo y guión: Manu Larcenet
56 páginas color

Vida de Perros

En Vida de perros. Una aventura rocambolesca de Sigmund Freud (2005), Manu Larcenet retrata al célebre personaje y nos muestra con humor su visión particular del psicoanálisis. Un título que ha gozado de muy buenas críticas en Francia y que incluso fue nominado a Mejor Dibujo en el Festival Internacional de Angoulême. Sigmund Freud decide dejar su Viena natal y embarcarse rumbo a las Américas, con el único objetivo de estirar en su diván a un auténtico cowboy. Un punto de partida que le permite jugar con la anacronía y, sobre todo, con cierto surrealismo absurdo que se materializa en el pobre perro, escapado de un penal en busca de su alma.

 

Vida de perros
Dibujo y guión: Manu Larcenet
52 páginas color

La Línea de Fuego

Manu Larcenet nos muestra una peculiar visión de la guerra en La Línea de Fuego. Una aventura rocambolesca de Vincent van Gogh (2004). Lo poderes políticos tienen un problema: no comprenden por qué los soldados huyen del frente de la primera guerra mundial. Han descartado la idea de que sea el miedo a la muerte. Después de todo, la posibilidad de morir es lo que da gracia a la guerra. No, debe ser otra cosa. ¿Qué hacer? Pues enviar al cabo Van Gogh (acompañado de un general que hace de niñera) al frente para que pinte la guerra. Así, los políticos podrán enterarse de qué pasa de verdad.

 

La Línea de Fuego
Dibujo y guión: Manu Larcenet
52 páginas color

Los Combates Cotidianos

En Los Combates Cotidianos, el autor francés Manu Larcenet nos presenta la historia de Marco, un joven fotógrafo de guerra, que tras una gran crisis de identidad decide abandonarlo todo e irse a vivir al campo con su gato Adolf. Allí conocerá una mujer, entablará una relación contradictoria con un misterioso vecino, conocerá a un viejo ex-combatiente de Argelia y descubrirá algo que quiere contar: Mostrar las vidas y los rostros de los trabajadores del astillero donde trabajó su padre. Poco a poco le iremos viendo evolucionar, irá superando sus ataques de pánico, aceptará su pasado e irá asumiendo responsabilidades impensables para él hasta el momento.

Esta es la historia de Marco, que aún no sabe adónde va.

“Cuando escribía Los combates cotidianos, durante un periodo de cuatro años, me fui a vivir al campo, tuve dos niños, murió mi padre y asistí a la desaparición mediática de los obreros. Tenía que aparecer por algún lado. Mezclé todo esto para hablar en estos libros. Eran obsesiones, pero para mí ya está terminado, he dicho todo lo que pensaba sobre ello. Lo único que me quedará es la muerte.” Manu Larcenet

Manu Larcenet es un historietista francés. Sus primeras historietas son colaboraciones en fanzines musicales, puesto que era cantante en un grupo de punk. Debuta profesionalmente en 1994 en la popular revista Fluide Glacial. En 1997 funda con Nicolas Lebedel su propia editorial, Les Rêveurs de Runes, en la que se autoedita sus proyectos más personales y experimentales, mientras igue trabajando para editoriales como Glénat o Dargaud. Los combates cotidianos (2003) le vale el Premio al Mejor Álbum del Festival del Cómic de Angulema 2004, al que le acompaña el reconocimiento y la aclamación internacional.

 

Los Combates Cotidianos
Dibujo y guión: Manu Larcenet
56 páginas color

 

 

 

 

 

 

Los Combates Cotidianos 2. Tantas pequeñas cosas…
Dibujo y guión: Manu Larcenet
64 páginas color

 

 

 

 

 

 

Los Combates Cotidianos 3. Lo que de verdad cuenta
Dibujo y guión: Manu Larcenet
64 páginas color

 

 

 

 

 

 

Los Combates Cotidianos 4. Clavar clavos
Dibujo y guión: Manu Larcenet
64 páginas color