Entradas

Inside Moebius

Un buen día, Moebius decidió que ya había llegado el momento de dejar la marihuana, planta que había consumido durante décadas principalmente como medio para adquirir nuevas percepciones de la realidad. Este acontecimiento fue el germen de Inside Moebius, que en un principio estaba pensado para ser un diario en forma de cómic sobre la experiencia de dejar la yerba y como una reflexión en torno al proceso artístico. Y así fue durante las primeras páginas, pero pronto la improvisación lo llevó por derroteros distintos, en los que se conjugaba la fantasía con destellos de la realidad del momento.

Inside Moebius. Tomo 1. Es la obra más personal del gran genio francés. En ella, Moebius nos ofrece el viaje interior a través de sus diferentes álter egos y sus personajes más queridos, Blueberry, Arzak, el Mayor Fatal… Moebius se libera de cualquier atadura que pudo haber tenido y nos invita a sumergirnos en su rico y particular universo creativo.

Inside Moebius. Tomo 2. En la solitaria inmensidad del desierto B, Moebius ha construido un refugio para sí mismo, sus “yos” pasados, sus personajes y algún que otro invitado. Sin embargo, incluso el vacío puede acabar resultando abrumador, y pronto los personajes iniciarán una expedición en busca de aquello que les dé sentido: una historia.

Inside Moebius. Tomo 3. En esta ocasión, Moebius vuelve con su juego de planos sobre realidad y ficción, al tiempo que sus personajes vagan, sin guión, por el inmenso desierto B. En la última parte de este tomo, el guión se inclina hacia una pausa silenciosa donde las visiones oníricas se precipitan para llegar a una especie de agotamiento vibrante donde surge el punto final, un último salto fiel a la tradición moebiusiana.

Inside Moebius es una obra cuya creación es resumia por Giraud de la siguiente manera:
“Cada uno de nosotros somos muchas cosas a la vez. Somos algo distinto arriba, abajo, a la izquierda y a la derecha. Yo a veces he dejado fluir mi pose más seria; otras, mi vena mística y otras la de la diversión, la del puro gozo, que encontrarán en este libro, donde lo que he hecho ha sido, fundamentalmente, disfrutar”.

Jean Giraud fallecía el 10 de marzo de 2012 en su domicilio de París, a causa de una larga enfermedad. Jean Henri Gaston Giraud no llegó a ser Moebius hasta los años 60. Tras una etapa de leer únicamente ciencia ficción, Giraud adoptó el nombre de Moebius, prestado de un astrónomo alemán, para definir una “existencia paralela” de él mismo, una segunda personalidad con la que comenzó a publicar viñetas. “Tengo dos polos, dos gestos. Cuando estoy en la piel de Moebius, intento escaparme de mi ‘yo’, dibujo en estado de trance”, decía el dibujante.

 

Inside Moebius. Tomo 1
Dibujo y guión: Moebius
220 páginas color

 

 

 

 

 

 

Inside Moebius. Tomo 2
Dibujo y guión: Moebius
284 páginas color

 

 

 

 

 

 

Inside Moebius. Tomo 3
Dibujo y guión: Moebius
284 páginas color

El lúbrico crónico

El lúbrico crónico es una curiosa historia de Moebius en la línea de su Mayor Fatal pero con una mayor continuidad tanto en guión como en dibujo. Trata de la fantástica historia de un señor que sufre priapismo y va huyendo en un mundo fantástico de multitud de perseguidores con su gran pene erecto tambaleándose por ahí. En el cómic, esta historia se va intercalando con otra, una página cada una, que es una de esas locuras típicas de Moebius con la curiosidad de una sola viñeta por página y sin diálogos… el argumento… mejor no explicarlo.
Una magnífica obra, con una increible escenografia, plantas enormes, ciudades imposibles, artefactos voladores y toda la parafernalia futurista. Una de las historias mas chistosas pero también mas raras de toda la obra del gran Moebius.

 

El lúbrico crónico
Dibujo y guión: Moebius
52 páginas b/n

La ciudadela ciega

La ciudadela ciega rocoge varias historietas dibujadas por Moebius durante los años 1976 y 1977, algunas de ellas por encargos de diversas revistas.

“Todas las historias recogidas en este álbum pertenecen más al género «fantástico» que al de la ciencia ficción. A la quincallería galáctica le queda poco espacio cuando lo que predomina es el sueño. La mayor parte nacieron de forma fortuita, de conversaciones o lecturas… Tenía un amigo que leía la leyenda del rey Arturo y me aseguró que era preciosa. Me pareció buena idea lanzarse a una vasta epopeya que recogiera el tema de los caballeros de la Tabla Redonda, con elfos, duendes, el Grial… en fin, toda la parafernalia. Me puse a dibujar La ciudadela ciega y, evidentemente, las cosas no salieron como había previsto… Mi inconsciente se puso a galopar y de nuevo surgió una historia mórbida. Cuando les dije a mis amigos que acababa de dibujar una historia de caballería se mostraron muy interesados: cuando vieron el resultado, se desternillaron de risa y decidieron que no tenía solución.”

Además de La ciudadela ciega están las siguientes historias: Deima, Balada, Hermético absoluto, El pastel de manzanas, Pesadilla blanca, Cuento de Navidad y Ktulu.

 

La cuidadela ciega
Dibujo y guión: Moebius
56 páginas color

Escala en Faragonescia

Escala en Faragonescia reúne varios trabajos autoconclusivos de Moebius, desarrollados entre principios y mediados de los años 70, originalmente publicados en blanco y negro, y posteriormente coloreados por el equipo de ayudantes de Giraud para esta edición.

“Escala en Faragonescia es un producto puro de ciencia ficción delirante. Quise que fuera deliberadamente descuidado, con un estilo que aunara el humor de Robert Sheckley y la coherencia de un demiurgo como Jack Vance. Es, por otra parte, el estilo de todas y cada una de las historias que componen este volumen. Faragonescia es humorística y, no obstante, bajo su apariencia frívola, bajo los símbolos y los dobles sentidos, toca el problema metafísico de la transformación del ser, de la naturaleza de la magia e, incluso, del riesgo moral y físico que corre el que mete la nariz en todos lados sin tomar precauciones, especialmente en aquellos lugares de los que ignora totalmente sus códigos y sus reglas.”

Además de Escala en Faragonescia están las siguientes historietas: Hay un príncipe encantador en Fenixón, Doble Evasión y ¿Está bueno el hombre?, donde uno de los hombres de una expedición a Venus se pierde y es perseguido monstruosos alienígenas. Después unas aventuras del Mayor Grubert, su famoso personaje.

 

Escala en Faragonescia
Dibujo y guión: Moebius
56 páginas color

The Long Tomorrow

The Long Tomorrow, la historieta de 16 páginas más influyente de la historia, nació casi como una anécdota. Durante las reuniones de artistas (Jodorowsky, O’Bannon, Gigger, Moebius…) para la producción de la película ‘Dune’, el dibujante Moebius y el diseñador Dan O’Bannon decidieron matar el tiempo creando juntos un cómic, que fue publicado en dos entregas en la revista Métal Hurlant en 1976. La historia del tebeo se apartaba, y mucho, de lo usual en la ciencia-ficción de la época: en realidad, era un cruce con el género policíaco protagonizado por un detective (Peter Club) que, contratado por una mujer, acaba inmerso en una misión para encontrar el cerebro del presidente de EEUU.

En tan sólo dieciséis páginas ambos asentaron las bases, tanto en cómic como en cine, de toda la ciencia ficción que estaba por llegar. El propio director Ridley Scott reconoce haberse inspirado en dicha historia para recrear en el film ‘Blade Runner’ su ciudad vertical, ese decorado tan llamativo que es uno de los signos de identidad de la película.

The Long Tomorrow engarza por vez primera la serie negra, detectivesca, con la ciencia ficción. Su protagonista es el primero de una larga serie de arquetipos que invadirán tanto la pantalla como las páginas ilustradas. El mundo futuro, urbano y abigarrado, que crece tanto hacia arriba como se hunde hacia abajo, sus vehículos aéreos, sus tubos anti-gravedad y sus mutantes, hoy en día puede parecernos casi cotidiano. Pero entonces fue toda una novedad que causó furor, quitando el aliento a los aficionados.

Además de The Long Tomorrow, este tomo recoge otras historientas en color de entre los años 1976 y 1978: No somos nadie, El universo es un pañuelo, Las maravillas del universo, Jueves negro y Balada.

 

The Long Tomorrow
Dibujo: Moebius
Guión: O’Bannon y Moebius
48 páginas color

La Desviación

En 1973 el estilo gráfico de Giraud experimentó una transformación radical, dando rienda suelta a su creatividad, y por fin se atreve a publicar bajo la firma de Gir una historia corta, en la cual se vislumbra el inconfundible trazo de Moebius. El título de la obra es La Desviación, toda una declaración de intenciones. Allí se nos explica las vacaciones del dibujante Jean Giraud con una perspectiva a todas luces alejada de sus anteriores trabajos, ofreciendo una visión onírica y un estilo casi caricaturesco. El gran cambio se está gestando y Moebius toma el control.

Muchos aficionados se negaban a aceptar que el autor de Blueberry y el iconoclasta Moebius fueran la misma persona, al mostrar unos estilos tan diametralmente opuestos.

El año 1974 registra un hito importante en la historia del cómic mundial. Es entonces cuando Jean-Perre Dionnet, Bernard Farkas y Phillippe Druillet se unen a Jean Giraud, más Moebius que nunca, para fundar el sello editorial Les Humanoïdes Associés. El paso siguiente resulta de lo más lógico: la creación de su propia revista, la mítica Métal Hurlant. El resto ya es Historia.

Este album recoge los primeros trabajos en blanco y negro de Jean Giraud con su seudónimo Moebius. Desde entonces comienza a definir el estilo que lo identifica hasta nuestros días. Además de La Desviación, aparecen otras historietas: Rock City, La tarta de manzanas, Escala en Pharagonescia, Cuento de Navidad y Hermético absoluto.

 

La Desviación
Dibujo y guión: Moebius
68 páginas b/n

El Corazón Coronado

El Corazón Coronado es una obra escrita por Jodorowsky y con dibujos de Moebius. A diferencia de la mayor parte de los trabajos de Jodorowsky como guionista, este cómic no se desarrolla en un espacio fantasioso de ciencia-ficción, sino que su marco espacial es la realidad misma y donde Jodorowsky demuestra un admirable y desvergonzado sentido del humor.

Alain Mangel, excéntrico profesor de la facultad de filosofía de la prestigiosa universidad de la Sorbona de París, ha visto cómo su vida cambiaba de la noche al día. Tras ser desposeído de todas sus propiedades por su ex mujer, Mangel inicia una relación mucho más íntima con una de sus estudiantes llamada Elisabeth. Todo se complica cuando esta estudiante queda embarazada de él. Pero ahí no terminan las situaciones comprometidas para el catedrático, pues al poco, Elisabeth le presenta a Muhammad, un árabe de dudosas costumbres, con quien rescatan a María, la hija de un poderoso narcotraficante sudamericano y, según Elisabeth, la nueva virgen del siglo XXI que traerá a la Tierra al neo-Cristo.

¿Histeria colectiva? ¿Demencia? Todo un cúmulo de situaciones y argumentos irracionales conduciran a Mangel por una consecución trepidante de aventuras de la que el protagonista no sabe cómo escapar.

Alejandro Jodorowsky adapta siempre sus historias a la personalidad del dibujante con el que colabora. Pero El Corazón Coronado fue una obra concebida sin pensar quién sería el dibujante. El dibujante fue Moebius, que con su virtuosismo gráfico, nos ofrece un viaje místico y desconcertante lleno de sorprendentes revelaciones. El cómic más personal y autobiográfico del autor chileno.

 

El Corazón Coronado 1. La loca del Sacré-Coeur
Dibujo: Moebius
Guión: Jodorowsky
72 páginas color

 

 

 

 

 

El Corazón Coronado 2. La trampa de lo irracional
Dibujo: Moebius
Guión: Jodorowsky
64 páginas color

 

 

 

 

 

El Corazón Coronado 3. El loco de la Sorbona
Dibujo: Moebius
Guión: Jodorowsky
56 páginas color

El mundo de Edena

El mundo de Edena es una serie de cómics del autor francés Moebius. El cómic comienza con una nave con dos tripulantes (Stel y Atan) acercándose a una base espacial para encontrarla abandonada. La base se encuentra en una órbita inestable y termina colisionando con el planeta que orbita. La nave de Stel y Atan ha resultado dañada y deciden recorrer en planeta en un antiguo Citroën que han encontrado en la bodega de la base.

De esta forma, terminan junto a una extraña pirámide rodeada de miles de seres extraterrestres de distintas razas. Todos ellos llevan miles de años esperando sin envejecer ni, en realidad, saber qué están esperando. Estel entra en trance, se introduce en la pirámide (algo que nadie había logrado) y ésta se pone en marcha abduciendo a todos los extraterrestres y transformándose en dos elegantes deltas que vuelan hacia las estrellas.

En el interior de la pirámide Stel y Atan encuentran unos extraños asientos desde los que son transportados a un bosque idílico. Sin embargo, ambos han crecido en el seno de una civilización ultra-tecnológica, por lo que apenas son capaces de comprender que las frutas que cuelgan de los árboles son comestibles.

Dibujado con la técnica de la línea clara, huye de trazos confusos o dibujos innecesariamente abigarrados para, sin embargo, representar un mundo de una riqueza de detalles inimiaginable en unos dibujos tan sencillos que son minimalistas. El mundo de Edena es una de las mejores obras de un autor, por lo demás, brillante.

Moebius (1938) un historietista e ilustrador francés. Esta historia empezó a finales de los 80 con un encargo para el departamento de promociones de Citroën: Dos personajes recorrían un planeta completamente llano en un antiguo coche de esa marca y al final eran invitados a entrar en una nave espacial, dejando el final completamente abierto. El interés de Moebius en especular acerca de qué podría haber ocurrido después es el origen de este cómic.

 

El mundo de Edena 1. Sobre la estrella
Dibujo y guión: Moebius
48 páginas color

 

 

 

 

 

El mundo de Edena 2. Los jardines de Edena
Dibujo y guión: Moebius
52 páginas color

 

 

 

 

 

El mundo de Edena 3. La diosa
Dibujo y guión: Moebius
84 páginas color

 

 

 

 

 

El mundo de Edena 4. Stel
Dibujo y guión: Moebius
76 páginas color

 

 

 

 

 

El mundo de Edena 5. SRA
Dibujo y guión: Moebius
64 páginas color

 

 

 

 

 

El mundo de Edena 6. Los reparadores
Dibujo y guión: Moebius
54 páginas color