Entradas

El nacimiento de RanXerox

En 1978 aparece la primera historieta de Rank Xerox: Rank Xerox, el engendro, una historieta en blanco y negro y de sólo 11 páginas, pero que es el comienzo de uno de los grandes mitos del cómic. Un engendro creado por Stefano Tamburini y dibujado con la ayuda de sus dos amigos, Andrea Pazienza y Tanino Liberatore.

Así nos cuenta Tamburini el nacimiento de RanXerox:
“La primera historia de Rank Xerox (entonces se llamaba así, como las fotocopiadoras) se me apareció por primera vez en el 77, bajo forma de visión, luego en el 78 en ‘Cannibale’, bajo forma de historieta en blanco y negro. Todavía era reciente la experiencia de los enfrentamientos con la policía, y el humo de los lacrimógenos estaba aún presente en los ojos mientras dibujaba: pero Rank ya desde entonces pasaba de la policía.
Rank entonces era más delgado, más drogado y más gilipoyas que ahora, su insana historia de amor con Lubna todavía no había desembocado en una relación familiar. Rank Xerox siempre ha sido mi diario neuropático, y si el blanco y negro era mi vehículo ideal, hoy no podría prescindir de los colores ni del arte de Tanino Liberatore. La empresa Rank Xerox me amonestó severamente por la degradada inmoralidad del personaje, así Rank se convierte en Ranx, o sea Ranxerox.
Liberatore me repite de vez en cuando que ésta (la primera) es la mejor historia de Rank Xerox.”

Stefano Tamburini (Roma, 1955-1988). En 1977, junto a Marco D’Alessandro y Massimo Mattioli funda la revista ‘Cannibale’, donde crea, en colaboración con Pazienzia y Liberatore su personaje más carismático: Ranxerox. En 1980, junto a otros nombres míticos del underground italiano (Tamburini, Mattioli, Pazienzia) funda la revista ‘Frigidaire’.

 

Rank Xerox, el engendro

La Pandilla

Sirlero, Colas y Petri son colegas de instituto y forman una pandilla muy unida. No les gusta ni estudiar ni trabajar. Se buscan la vida como pueden, siempre atentos a cualquier ocasión que se presente para conseguir drogas o dinero fácil. Gozan a su manera, enrrollándose en fiestas deshinibidas, descubriendo la piel adolescente de sus compañeras, enamorándose, haciéndose los duros con ellas, vengándose cruelmente de quienes les traicionan. Algunos adultos los detestan y acosan, otros intentan explotar su encanto juenil. Ellos, implacables testigos del derrumbe moral y el orden, desafían con su forma de vida al mundo autoritario y aún sabiendo que “existen ciertas reglas que prohíben confiar en un milagro”, lo intentan y, a veces, lo consiguen…

La Pandilla comenzó a aparecer en El Víbora en 1983, las cuatro primeras historietas (El día, Un caso escolar, Pacco y Verde matemático) fueron recopliladas en el número 16 de Historias Completas. Pazienza continuó colaborando con El Víbora durante años, publicando muchas historias, algunas de ellas tambien protagonizadas por los chicos de la pandilla.

Andrea Pazienza (Italia, 1956-1988). A los 18 meses dibujaba un oso reconocible. Empieza a publicar ‘Pentothal’ en la revista Alter-Alter entre 1977 y 1981. Es co-fundador de las revistas ‘Il Male’, ‘Cannibale’ y ‘Frigidaire’ junto a Liberatore, Tamburini, Mattioli y Scozzari. En 1983, funda en Bolonia la Scuola di Fumetto e Arti Grafiche Zio Feininger, junto a Magnus, Mattotti y Cadelo, entre otros. A partir de 1986 publica regularmente en ‘Corto Maltese’ y luego en ‘Comic-Art’, donde comenzó a publicar ‘La storia di Astarté’, lamentablemente murió antes de poder terminar esta serie. También a realizado cubiertas de discos, calendarios y muchos carteles publicitarios y cinematográficos.

 

La Pandilla
Dibujo y guión: Pazienza
52 páginas b/n