Entradas

El caso del velo

Jack Palmer tiene un nuevo caso: localizar el paradero de la hija adolescente de un cirujano y una dentista que ha desaparecido. Las primeras pistas le conducen al barrio árabe donde cree descubrir que la adolescente en cuestión se está convirtiendo en una fundamentalista islámica y que lleva velo. El incauto detective protagoniza un torbellino de situaciones rocambolescas y a partir de ahí empieza un recorrido que repasa desde los sectores más abiertos de la religión musulmana hasta sus células más integristas. El caso del velo es un cómic divertido y tremendamente actual que nos invita a indagar en el integrismo islámico y reflexionar sobre los excesos ideológicos de nuestro tiempo.

René Pétillon, ganador del premio al Mejor Álbum en el Festival de Angoulême 2001 con ‘El archivo corso’ creó en 1974 a un desafortunado detective privado francés al más puro estilo neoyorquino. Pétillon se inspira en hechos reales y localiza esta historia en París, la capital del país en el que el islam es la segunda religión mayoritaria.

 

El caso del velo
Dibujo y guión: Pétillon
52 páginas color

La muela picada

En La muela picada, Jack Palmer es contratado para investigar un conflictivo caso de secuestro. Entretanto, la CIA, el KGB, el SDECE, el Doctor Supermarketstein, y por supuesto Palmer, se verán implicados en un complejo y embrollado caso de elecciones trucadas, tráfico de drogas e investigaciones ultrasecretas sobre el cerebro de cobayas humanos, que Supermarketstein realiza en un misterioso laboratorio situado en un enclave de los más estratégico: La Muela Picada.

Otra divertida aventura de nuestro detective favorito, Jack Palmer, plagado de situaciones absurdas y delirantes personajes que desfilan por las páginas de este cómic, publicado en la colección Historias Completas de El Víbora.

 

La muela picada
Dibujo y guión: Pétillon
52 páginas b/n

Jack Palmer

Jack Palmer es un personaje de la historieta francesa, creado en 1974 por René Pétillon. Palmer es un detective que no se entera mucho de las investigaciones que le confían y que acaba siempre embarcándose en una tempestad de enredos. Sus satíricas aventuras tocan diversos temas de la sociedad: política, medios de comunicación, mafia, jet set, etc.

Jack Palmer tuvo el honor de ser la “primera historieta” en el primer número de El Víbora en 1979 con ‘No hay tregua para Palmer’. Pétillon continuó publicando historietas cortas en los ocho primeros números de la revista: La Serrería, Palmer se mosquea, Palmer se joroba, El tren de las 17’45 o Jack Palmer contra el resto del mundo. En una de ellas aparece otro de sus personajes, el Doctor Supermarketstein.

Más tarde, en 1985, Pétillon volvería a El Víbora con una nueva aventura larga de Jack Palmer, ‘El cantante de México’, serializada entre los números 73 y 85. En esta historia Palmer investiga la desparición de Willi de México, supuestamente secuestrado. La compañía discográfica del rockero confía, inexplicablemente, en él para su localización y le ha endilgado como dama de compañía a la hermosa, pero no por eso menos incompetente, Julie Multispire. Todo va a resultar una truculenta trama donde nuestro detective conseguirá ser el pringadillo de turno, al que lían una y otra vez y él, con su habitual perspicacia, se equivocará una y otra vez.

René Pétillon (1945) es un dibujante satírico francés. Artista autodidacta, René Pétillon había hecho ilustraciones para diversas revistas antes de comenzar a colaborar con la revista Pilote en 1972. A partir de entonces, Pétillon se dedicó por completo a los cómics. En 1974, creó una serie de aventuras humorísticas sobre Jack Palmer, un torpe detective privado, que se convirtió en su personaje más importante y protagonista de muchos de sus mejores trabajos como El caso de la top-model (1995), El archivo corso (2000) o El caso del velo (2006).