El Corazón Coronado

El Corazón Coronado es una obra escrita por Jodorowsky y con dibujos de Moebius. A diferencia de la mayor parte de los trabajos de Jodorowsky como guionista, este cómic no se desarrolla en un espacio fantasioso de ciencia-ficción, sino que su marco espacial es la realidad misma y donde Jodorowsky demuestra un admirable y desvergonzado sentido del humor.

Alain Mangel, excéntrico profesor de la facultad de filosofía de la prestigiosa universidad de la Sorbona de París, ha visto cómo su vida cambiaba de la noche al día. Tras ser desposeído de todas sus propiedades por su ex mujer, Mangel inicia una relación mucho más íntima con una de sus estudiantes llamada Elisabeth. Todo se complica cuando esta estudiante queda embarazada de él. Pero ahí no terminan las situaciones comprometidas para el catedrático, pues al poco, Elisabeth le presenta a Muhammad, un árabe de dudosas costumbres, con quien rescatan a María, la hija de un poderoso narcotraficante sudamericano y, según Elisabeth, la nueva virgen del siglo XXI que traerá a la Tierra al neo-Cristo.

¿Histeria colectiva? ¿Demencia? Todo un cúmulo de situaciones y argumentos irracionales conduciran a Mangel por una consecución trepidante de aventuras de la que el protagonista no sabe cómo escapar.

Alejandro Jodorowsky adapta siempre sus historias a la personalidad del dibujante con el que colabora. Pero El Corazón Coronado fue una obra concebida sin pensar quién sería el dibujante. El dibujante fue Moebius, que con su virtuosismo gráfico, nos ofrece un viaje místico y desconcertante lleno de sorprendentes revelaciones. El cómic más personal y autobiográfico del autor chileno.

 

El Corazón Coronado 1. La loca del Sacré-Coeur
Dibujo: Moebius
Guión: Jodorowsky
72 páginas color

 

 

 

 

 

El Corazón Coronado 2. La trampa de lo irracional
Dibujo: Moebius
Guión: Jodorowsky
64 páginas color

 

 

 

 

 

El Corazón Coronado 3. El loco de la Sorbona
Dibujo: Moebius
Guión: Jodorowsky
56 páginas color

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *