Lola y Ernesto

¿Quién no ha visto a Lola y Ernesto tomándose algo en el Zurich? ¿O a Héctor cenando en el Network? ¿Quién no ha sufrido con Rita la avalancha de borregos en la entrada de El Corte Inglés? ¿Y quién no ha sentido como algo suyo una Barcelona así descrita: “La ciudad estaba muy guapa, no era Nueva York ni París, pero tampoco estaba mal”? Una Barcelona muy querida para el autor, que se convierte en una constante de toda la historia, y un tiempo plagado de referencias culturales compartidas nos remiten a una generación que se debate entre antiguos prejuicios y el afán de ser, antes que nada, modernos.

En 1988 Bartolomé Seguí comenzó a trabajar para la revista El Víbora, donde publicó las series Lola y Ernesto (1988) y Héctor y Rita (1990), entre los números 98 y 158.

 

Lola y Ernesto
Dibujo y guión: Seguí
64 páginas b/n

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *