Tank Girl

Tank Girl es a estas alturas un cómic de culto de los noventa, que paso inadvertido en el mercado español hasta años después de su repercusión en USA. Tank Girl surgió de un cómic británico en 1988 contra la dama de hierro y se presentó como una contracultura al buen gusto y a la sociedad del momento.

Tank Girl es el engendro más punkie y más sexy que nos ha dado el cómic en los últimos decenios; un cruze entre Wynona Ryder y Sid Vicious que hará babear a mares a los mayores y traumatizará a los más chicos. Una especie de Mad Max con tetas y pocas pulgas, una chica punk que manejaba un poderoso tanque junto a un canguro mutante como novio rondando un mundo desértico rindiendo culto a la anarquía en el año 2033. Una apisonadora de odio y adrenalina que se propulsa a base de cerveza barata y que es capaz de llevarse al huerto al mismo diablo. En definitiva, bastante parecida a esa novia desquiciada que todos hemos tenido en algún momento, sólo que subida de speed y con una neurosis elevada a la quincuagésima potencia.

Jamie Hewlett (1968) es un artista de tiras cómicas y diseñador británico. Es también conocido por ser el cocreador, junto a Damon Albarn, de Gorillaz, la primera banda virtual. A los 17 años ingresó en el Worthing Art College, donde conoció a Alan Martin, con el que lanzó el fanzine casero Atomtan. Años después, Martin y Hewlett crearon Tank Girl, una tira cómica anarquista sobre una chica punk que manejaba un tanque y tenía a un canguro mutante como novio, que se convirtió en un éxito instantáneamente.

 

Tank Girl 1
Dibujo: Jamie Hewlett
Guión: Alan Martin
38 páginas color

 

 

 

 

 

 

Tank Girl 2
Dibujo: Jamie Hewlett
Guión: Alan Martin
34 páginas color

 

 

 

 

 

 

Tank Girl 3
Dibujo: Jamie Hewlett
Guión: Alan Martin
34 páginas color

 

 

 

 

 

 

Tank Girl 4
Dibujo: Jamie Hewlett
Guión: Alan Martin
34 páginas color

 

El último mosquetero - Los Mejores Comics

El último mosquetero

El último mosquetero. Hace cuatro siglos que Athos vaga por las tabernas de París. Vive en sus sueños, en el mito que ha construido en torno a sí y sus tres antiguos compañeros. Pero la inmortalidad puede ser un castigo cuando los vapores del alcohol se disipan y emerge la amarga realidad. Athos ya no es el héroe que fue y el mundo de hoy pasa de los héroes. El honor, la gloria y sobre todo la amistad, todo lo que daba sentido a su vida, lo perdió hace tiempo…
Con una sobriedad impropia de Alejandro Dumas, Jason nos ofrece una hermosa conclusión a un clásico como Los tres mosqueteros. Una aventura en la que se mezclan las películas de capa y espada con la ciencia ficción al más puro estilo Flash Gordon. El sentido de la elipsis, perfectamente dominado por Jason, tanto en las escenas dramáticas como en las grotescas, es una muestra del genio de este autor al que no se puede disociar de la obra de Buster Keaton, figura ineludible del cine mudo, con quien Jason comparte su universo melancólico.

Jason (Noruega 1965). Ha ganado tres premios Eisner de forma consecutiva desde el año 2007 con No me dejes nunca, Yo maté a Adolf Hitler y El último mosquetero. Heredero directo de la línea clara de Hergé o E.P. Jacobs, Jason ha sabido crear un universo propio e intransferible donde predomina la sutil ironía y el humor negro.

 

El último mosquetero
Dibujo y guión: Jason
48 páginas color

Yo maté a Adolf Hitler - Los Mejores Comics

Yo maté a Adolf Hitler

¿Qué pasaría si viviéramos en un mundo en el que “asesino a sueldo” fuera una profesión tan normal y corriente como la de médico o abogado? ¿Qué pasaría si un científico contratara uno de esos asesinos para viajar atrás en el tiempo y matar a Adolf Hitler antes de su subida al poder? Como es habitual en los trabajos de Jason, Yo maté a Adolf Hitler toma derroteros inesperados hasta alcanzar un final sorprendente que resuelve varios problemas de un plumazo.
Conocida por su dibujo minimalista y su ritmo sobrio, la obra de Jason rezuma ternura y poesía. Sus animales antropomórficos, a los que el autor apenas permite mostrar el menor signo de emoción, consiguen trasmitir, sin embargo, su agudo sentido del humor y su profunda empatía. Es gracias a la sutil e inteligente utilización de estas herramientas como Jason conecta con el lector.

Jason (Noruega 1965). Yo maté a Adolf Hitler ganó un premio Eisner en 2008, fue elegido como uno de los mejores libros de 2007 por Publishers Weekly y nominado a los premios Esenciales del Festival de Angoulême 2007.

 

Yo maté a Adolf Hitler
Dibujo y guión: Jason
48 páginas color

No me dejes nunca - Los Mejores Comics

No me dejes nunca

No me dejes nunca. París, los años 20, Montparnasse, el barrio latino, Ernest Hemingway, Scott Fitzgerald, James Joyce, Ezra Pound, Gertrude Stein… Nombres, rostros, recuerdos de viejas fotos color sepia… En la pluma de Jason estos personajes familiares se transforman en autores de cómic. Debaten sobre su forma de enfocar la creación, luchan por entregar a tiempo sus páginas, por conseguir que sus obras sean aceptadas, por ganarse la vida.

Al hacerse cargo del destino de sus personajes, Jason se apropia de una parte del imaginario de cada lector. Juega con códigos conocidos para conducirlos en una dirección personal e inesperada. Maltratados, sus personajes se debaten en una historia que les viene demasiado grande, sacando a la superficie un increíble sentimiento de humanidad.

Jason (Noruega 1965). No me dejes nunca ganó el Premio Eisner 2007 a la mejor obra extranjera, fue elegida como mejor novela gráfica de 2006 por Entertainment Weekly y nominado al premio al mejor guión en Angoulême 2006.

 

No me dejes nunca
Dibujo y guión: Jason
48 páginas color

Chhht! - Los Mejores Comics

Chhht!

Chhht! es una obra protagonizada por seres antropomórficos del artista noruego Jason. Su estilo es a la vez frío y evocador, elegante y minimalista, y sus personajes inexpresivos y solitarios, a la búsqueda constante de una felicidad, o al menos un paliativo a su melancolía.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Como todo, esta frase hecha es relativa, si tendemos a ponerlas bajo un microscopio o queremos llevar las situaciones al límite, pero en general, bien pudiera ser así. Pocas cosas hay como una historia bien narrada, con palabras e imágenes que nos aportan, como lectores de tebeos, lo mejor de ambas posibilidades. Aún así encontramos, al menos, una tercera vía ¿qué sucede cuando nos encontramos con una historia que prescinde absolutamente de la palabra escrita?

Así es este Chhht!, que nos pide silencio desde el mismo título, en el que su autor, el noruego Jason nos invita a pasearnos por un tomo en el que todo es dirigido desde el dibujo, permitiéndose el lujo de incluir algún signo o la licencia de alguna onomatopeya de sonidos, pero sin más concesiones a lo escrito.

Jason (John Arne Sæterøy) debuta en 1981 en la revista noruega de comics Konk. En 2002 obtuvo el premio Harvey al autor revelación. La historieta y la ilustración han sido sus principales ocupaciones en los últimos años. Sus cómics se han publicado en casi toda Europa y en Estados Unidos.

 

Chhht!
Dibujo y guión: Jason
124 páginas b/n